Volver a Home


En este apartado del trabajo vamos a hablar sobre la contaminación. Como bien sabemos, existen muchos tipos de contaminación: una de las distinciones más comunes que solemos hacer es diferenciar entre la contaminación producida por la mano humana (contaminación antrópica) y la contaminación producida por la mano de la Naturaleza (contaminación natural). Esta última es la que se va a explicar y detallar en esta parte del trabajo.

CONTAMINACIÓN NATURAL


Como indica su nombre, la contaminación natural es aquella en la que participan los agentes naturales en la emisión de ciertas sustancias contaminantes a la atmósfera o a los océanos y ríos. Pero como corresponde a nuestro grupo hablar sobre la atmósfera, pues lógicamente nos centraremos en agentes que contaminen nuestro medio aéreo.Realmente, al igual que la contaminación antrópica, nos encontramos con más de un agente contaminante:
Tenemos los volcanes y sus erupciones, las corrientes del viento, los incendios forestales (sólo los creados naturalmente), las tormentas de arena, e incluso, algunos procesos naturales de los seres vivos.

  • Empezamos hablando de los volcanes, que, como ya sabemos, cuando se encuentran en erupción sueltan lava, que destruye toda la flora y fauna que se encuentran adyacentes al volcán, y también expulsa una serie de sustancias químicas que son bastante perjudiciales tanto para la atmósfera como para los ríos u océanos. Son el hidrógeno, óxido de azufre, el metano, el dióxido de carbono, y algunas partículas que contienen azufre, flúor y cloro (fluoruro de hidrógeno, cloruro de hidrógeno, ácido sulfhídrico). También son muy perjudiciales las grandes cantidades de ceniza que expulsa el volcán, que puede llegar a mantenerse flotando durante un tiempo indefinido, pero que también afecta gravemente al suelo y a las plantas, que se ven especialmente dañadas por este hecho. También se libera vapor de agua, que aunque no afecte demasiado a la atmósfera, produce una tragedia, ya que al convertirse en agua de lluvia, al llevar consigo agentes tóxicos, produce hasta esterilidad a los suelos.

external image volcan.jpg



  • Estos volcanes también pueden producir, o no, os incendios forestales, otra de las causas de contaminación natural. Otra de las maneras por las que se puede crear un incendio es por una tormenta, o exceso de calor unido a follaje seco, etc. También tenemos a los pirómanos, pero éstos provocan el fuego, con lo que no se consideraría contaminación natural. Los incendios, además de arrasar con la flora del bosque o la superficie que esté quemando, también libera una serie de gases perjudiciales a la atmósfera, tales como óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, y dióxido de carbono.

  • Otro de los factores naturales son algunos procesos biológicos que, sorprendentemente, liberan ciertos compuestos que resultan en mayor o menor medida no favorables para la atmósfera. Por ejemplo, cuando una planta se encuentra en descomposición, libera cierta cantidad de metano e incluso sulfuro de hidrógeno. O incluso cuando está viva, en sus procesos catabólicos, libera CO2. Hasta algunas llegan a expulsar hidrocarburos, como el ya mencionado metano, o también el etileno, además de ésteres.

  • Otro medio natural que está incluido en este gran grupo de contaminación natural es, sorprendentemente, las tormentas de polvo y arena, como ocurre en el oeste de Asia. Es considerado de esta manera porque el polvo absorbe algunos contaminantes, que después son trasladados a otros lugares, en los cuales produce efectos adversos en la población y vegetación de la zona.

external image 1DustCloudAP_468x312.jpg


  • Otros procesos que producen contaminación de una manera u otra: las tormentas, que originan óxidos de nitrógeno; el suelo, que también libera compuestos formados por su mayoría de nitrógeno (amoniaco, etc.); e incluso el océano, que emite una serie de componentes también rechazables (compuestos formados en su mayoría por carbonos o nitrógenos).